PARMESANO

El queso parmesano debido a su prolongada maduración resulta más fácil de digerir que la mayoría de quesos. Su proceso de elaboración inicia con la coagulación de la leche por medio del cuajo, complementada por la acción de bacterias lácticas específicas, este queso es de baja humedad y graso con una consistencia dura y textura compacta, quebradiza y granulosa. Su color es blanco amarillento, de sabor salado, levemente picante y olor característico.

Presentaciones

Horma 4,5 kg apróx.

Media horma 2 kg apróx.

(*) Información nutricional completa en ficha técnica